El Héroe Cotidiano

Cuando la Filosofía Clásica ponderaba a los héroes haciéndolos reconocer por todos, creo que no se apoyaba solamente en gestas guerreras o actos sobresalientes de destreza psíquica-biológica. Creo entrever en más de un filósofo una callada y sutil invitación a emular a esos héroes desde la sencillez de nuestras propias vidas, desde el puesto de guerra – ¿Por qué no? – que el Destino nos ha concedido a cada uno de nosotros.

El sentido heroico de la vida no se agota en una batalla, ni en una oportunidad difícil de la que hayamos podido salir victorioso. Por eso hablamos de un sentido de la vida, y no de una ocasión en la vida. El sentido de la vida es como una dirección general, es un sendero que con más o menos vericuetos, lleva hacia una meta. Y la heroicidad consiste, pues, en enfocar cada día, cada acto, como una prueba en que todas nuestras fuerzas, desde las físicas hasta las sutiles de la inteligencia y del alma, van entrar en juego. A veces caeremos, y otras tantas y cuantas hagan falta, nos volveremos a levantar… Entonces, ¿no sientes aún al héroe en ti? Hazle sitio y lo verás crecer como una columna en tu propio interior.

Esta es una situación a lo heroico: ser diferente, ser mejor, ser claro, honesto y razonable en nombre de una filosofía natural cuando todos insisten en destruirse en alas de cursilería y de la ignorancia.

Categoría:

Descripción

Autor: Delia Steinberg Guzmán

Cantidad de páginas: 55

Encuadernación en tapa blanda

ISBN: 8485982576